…una ventana abierta

Volviendo de entrenar, hoy he visto una ventana abierta que creo que nunca la había visto. No está en un sitio que frecuente, pues no es parte de mi rutina diaria, aunque puede que alguna vez haya pasado por delante sin darme cuenta. La verdad es que tampoco es muy llamativa. Forma parte de una fachada enorme, con una puerta con mucho tránsito para estar entreabierta.

Me he acercado tímidamente a la ventana y antes de mirar al interior ya percibía un agradable olor. Suave, olía ciertamente bien, aunque no sé a qué.

A medida que me acercaba, la curiosidad me iba invadiendo, y desde poco antes de mirar a través de su marco azul, el piano de Chano Domínguez llegaba mis oídos. Bonita melodía para descubrir un sitio como éste, me dije.

Comienzo a echar un vistazo. A primera vista parece un sitio de tantos en los que la gente se junta para charlar un rato y contarse las últimas novedades. Había mucha gente desconocida, y no sabía si entrar o no. Pronto apareció un buen amigo mío que me invitó a pasar, acercándome al rincón donde otros conocidos ya estaban con sus historias. En ese pequeño trayecto, de la puerta a aquel rincón, pude ver gente de todo tipo. Algunos tenían cara de estar allí todo el día sin mucho que contar, mientras otros, aparentemente muy conocidos en el lugar, se rodeaban de anónimos oyentes.

Sin haber consumido nada, prontó salí de allí y me fui dar una vuelta. La verdad es que aquel sitio me había dejado una buena impresión. Se podían ver y oir cosas verdaderamente interesante. Llevo mucho tiempo pasando cerca sin darme cuenta. No es que quiera recuperar ahora las horas que podía haber estado allí dentro si lo hubiera conocido antes, pero quiero aprovecharlo.

Hace unos minutos que he vuelto a acercarme al lugar y sigue oliendo bastante bien. Esta tarde veía el interior desde la ventana y ahora estoy dentro, sentado, como casi todos los que aquí entran. Me gusta el sitio. Voy a contarle algo a mi gente.

Tras un rato, veo que es tarde y me encuentro cansado. Mañana hay que trabajar. Voy a marcharme otra vez sin tomarme nada, aunque eso aquí no parece importar. Cerraré la ventana antes de irme y, tras cerrarla, sacaré el CD de Chano Domínguez y apagaré el ordenador. 😀

Hasta mañana.

Anuncios

6 Responses to …una ventana abierta

  1. Peri dice:

    Bravo Kapichi, bienvenido!!

  2. jjcucu dice:

    Sublime…

  3. Paloma dice:

    joe capi q bien escrito! me ha encantao. seguid escribiendo q asi me entretengo mientras se bajan las series, por cierto os recomiendo “Studio 60” aunq creo q me gusta porque sale Mathew Perry. Besos y os felicito por vuestro blog!

  4. kapichi dice:

    Agradezco mucho los comentarios. He querido hacer de mi primera entrada en el blog algo especial, hablando sobre el propio blog, comparándolo con una especie de bar de copas. Y, por supuesto, quiero dedicarle este primer texto a mis cinco compañeros de hoyhevisto, que seguro contarán historias memorables (también te lo dedico a tí, Paloma, por ser la primera en dejarnos tu comentario y por felicitarnos. GRACIAS ;D)

  5. brovador dice:

    q weeeena

  6. Mireya dice:

    Desde mi ventana http://mireyalopez.blogspot.com/ pude seguir en contacto con uno de las mejores personas que conoci en mi trascurso por Decathlon, y aquí estoy, dejándole un comentario para demostrarle que ,esta vez, soy yo la que le miro desde fuera de la ventana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: