…se va, se va, se fue (una de Drexler)

Dicen que todo lo bueno tiene un final, que nada es para siempre. Yo pienso que hay cosas buenas que te las puedes llevar contigo para toda la vida, sólo hay que saber conservarlas, y que a veces, para ello, basta con seguir siendo uno mismo. De todas formas, si es verdad eso de que nada es para siempre, pues tampoco lo será para lo malo, pues ya sabrá aquello de no hay mal que cien años dure.

El caso es que andaba yo un poco apagado esta tarde, no paso por mis mejores días. Al rato, mi reproductor alcanza la pista 8. Es Jorge Drexler despidiendo a su tristeza, sin saber bien por qué, pero con las palabras precisas, como acostumbra en sus canciones.

Con el anhelo dirigido hacia ti
yo estaba sólo, en un rincón del café
cuando de pronto oí unas alas batir,
como si un peso comenzara a ceder,

se va, se va, se fue…

Tal vez fue algo de la puesta de sol,
o algún efecto secundario del té,
pero lo cierto es que la pena voló
y no importó ya ni siquiera porqué,

se va, se va, se fue…

Algunas veces, mejor no preguntar,
por una vez que algo sale bien,
si todo empieza y todo tiene un final,
hay que pensar que la tristeza también

se va, se va, se fue…

Ya se me pasará a mí la mía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: